fbpx

Salud Financiera en las PyMEs: alcanzarla es posible #contingenciatank

65 0

Por: René Torres, presidente y director general CONTPAQi®

Sabemos que gozar de una buena salud financiera es indispensable para cualquier negocio, ya que de ello depende su correcto funcionamiento, permanencia y trascendencia. Sin embargo, con la pandemia por COVID-19, esta labor se ha convertido en un gran reto a enfrentar, especialmente para las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) del país.

Y me refiero particularmente a estas compañías porque son las más afectadas; 43% considera su situación financiera como mala y 47% como regular, de acuerdo con el estudio que realizamos en CONTPAQi® “La Digitalización de las PyMEs en Tiempos de Contingencia”, a fin de conocer las problemáticas que enfrentan estos negocios para ofrecerles soluciones acordes a sus necesidades.

Para ser saludables financieramente se debe contar con un buen manejo de inventarios, no comprar más de lo necesario, recurrir a préstamos con bancos para el crecimiento o reactivación, manejar buenos márgenes y planear los pagos a los proveedores. En otras palabras, se requiere una administración controlada y eficiente.

El nivel de complejidad para las PyMEs aumenta en el contexto actual, ya que las principales afectaciones por la contingencia son la fuentes de ingresos; es decir en sus ventas, que registraron bajas en 85% de las empresas; además de cobranza, que presentó problemas en 20% de las compañías.

Aunque esto representa un obstáculo para alcanzar una buena salud financiera, pues son las áreas que permiten tener liquidez y solvencia en una empresa; una estrategia adecuada puede hacer posible alcanzarla pese a las circunstancias.

Primero es necesario reactivar el flujo de efectivo y para ello un 42% de estos negocios recurrirá a sus ahorros, demostrando que hay una cultura de prevención en los empresarios mexicanos; mientras que un 39% lo hará por medio de sus ventas y cobranza, lo que incrementa la importancia del control, manejo y digitalización de estas áreas.

En tanto que 30% de las PyMEs están dispuestas a recurrir a un crédito y 14% ya solicitó uno, la mayoría a una institución bancaria (42%), aunque también están las que prefirieron los que ofrece el gobierno (31%). Esto refleja que las empresas tienen, conocen y buscan diferentes alternativas que les permitan reactivar su flujo de efectivo, para lo cual requieren en promedio 955 mil pesos en crédito.

Ahora bien, una vez reactivado el flujo de efectivo, es necesario usar prudentemente los recursos; no solo hay que contemplar pagar los gastos y garantizar la nómina de colaboradores, lo cual es prioridad para 82% de las empresas pues son responsables y saben de la importancia de brindarles seguridad laboral.

También, se requieren inversiones capaces de garantizar la continuidad de los negocios y de impulsar la Transformación Digital; porque ya no es un secreto que aquellas empresas que han apostado por la tecnología estuvieron mejor preparadas para enfrentar la pandemia. Al respecto, 56% de las PyMes considera que sus ventas habrían sido aún menores de no estar digitalizadas.

Además, existe una relación clara entre las afectaciones financieras con la madurez digital de las empresas; 33% de las amateur se perciben en crisis frente a sólo 17% de las transformadoras. Sumado a que nueve de cada 10 negocios considera que la digitalización le ha traído beneficios como mayor control del negocio, optimización de recursos y mejores rendimientos.

En una buena estrategia de salud financiera esto debe ser contemplado por las empresas, así como una buena gestión de la cobranza, orientada a fijar acciones que ayuden a la recaudación de efectivo y al cuidado de la liquidez del negocio; hoy más que nunca, se requiere tener control de estas áreas, junto con ventas.

Por lo tanto, las empresas no deben bajar la guardia en llevar una buena gestión de ingresos y cobranza, orientada a fijar acciones que ayuden a la recaudación de efectivo y al cuidado de la liquidez del negocio.

Si bien nuestro estudio reveló que ser saludables financieramente es clave para la reactivación de las PyMEs, además de confirmar que no será sencillo avanzar en las circunstancias actuales; confío en que estos negocios lograrán salir adelante de la mano de aliados tecnológicos, que brinden las herramientas necesarias para enfrentar cualquier reto.

Related Post

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies